Inicio Artículos Lotte Reiniger: una introducción

Lotte Reiniger: una introducción

0 308
image_pdfimage_print

El blog Women and Hollywood de Indiewire publicó un extracto de un libro de próxima aparición sobre la cineasta de animación alemana Lotte Reiniger.

Fue escrito por la periodista, crítica y programadora Heidi Honeycutt.

El arte de la pionera de la animación Lotte Reiniger

Clarlotte “Lotte” Reiniger (1899-1981) fue artista de las siluetas y animadora alemana de la primera mitad del siglo XX. Dotada desde una edad temprana de una extraña habilidad para recortar siluetas para hacer títeres de sombras, Reiniger apostó su imaginación y su talento a una carrera en el cine y creó el subgénero de las películas de siluetas animadas. En un artículo de 1936, tituado “Las tijeras hacen cine”, para la revista Sight and Sound, Reiniger expresó: “Puedo recortar siluetas casi tan rápido como puedo agarrar unas tijeras”.

A los 17 fue contratada por el cineasta Paul Wegener (director del filme de terror Der Golem) para crear ratas animadas para su película de 1918 Der Rattenfanger Von Hamelin (El flautista de Hamelin). Para la época en la que tenía 19, Reiniger hacía filmes cortos con siluetas para el German Institut fur Kulturforschung, que además los exhibía. Fue en esa época que conoció y se casó con su compañero de vida y de trabajo Carl Koch, un historiador del arte que se volvió extremadamente interesado en ayudar más a Reiniger en su carrera como animadora. Fue el banquero alemán Louis Hagen, sin embargo, el que financió su primer largometraje animado como inversión personal –de la cual nunca vio un retorno monetario.

The Adventures of Prince Achmed (1926)

Las aventuras del príncipe Achmed (1926) fue el primer largometraje de animación que se haya realizado –no Blancanieves y los siete enanitos de Disney, como muchos creen–. Hay otro contendor por el títuo, el filme de 1917 El apóstol del pionero de la animación argentino Quirino Cristiani. Sin embargo, todas las copias de El apóstol fueron destruidas en un incendio, por lo que la verificación de la extensión del filme ha sido debatida (particularmente por estudiosos alemanes del cine que disputan la coronación de Reiniger como la primera realizadora de largometrajes de animación en la historia del cine). Si no fue el primero, Las aventuras del príncipe Achmed queda en un buen segundo lugar.

En 1920 el expresionismo alemán fue la elección estética de la intelectualidad, y en París, donde Reiniger y Koch pasaban mucho tiempo con artistas, el movimiento de vanguardia estaba en plena actividad. El medio que escogió Reiniger proporcionaba una cualidad surrealista que atraía a los seguidores del arte moderno de Europa continental. Jean Renoir y Bertolt Brecht estuvieron entre los más sonados partidarios de Reiniger. Reiniger y Koch se dispusieron a crear un filme mudo animado, fantástico y maravilloso, basado en las historias de Las mil y una noches, con la idea de no limitarse a los confines del cine hecho con cosas reales, y poder crear maravillas como caballos voladores, demonios y magos que se transforman, sin tener que preocuparse por los costos, los actores o un equipo grande. Las aventuras del príncipe Achmed les tomó tres años, desde la concepción hasta la terminación, con un equipo pequeño de cuatro para ayudarlos con el arte de los fondos, el trabajo de los detalles y los efectos especiales. Altamente estilizado, el arte de Reiniger incorporaba las audaces composiciones y escenografías teatrales de las películas expresionistas, a la vez que presentaba al público una forma de arte completamente nueva.

LotteReiniger

Reiniger se fue de Alemania en la década de los años treintea, debido al ascenso del partido nazi.  Desafurtunadamente, cuando se fue dejó varios de los negativos originales de la película, por lo que los que existen actualmente son copias de copias de copias, y muchos de los detalles originales se han desvanecido. Reiniger pasó a hacer dos largometrajes más, y docenas de cortos en el Reino Unido y Francia, muchos de los cuales están hoy disponibles en formato digital, y todos los cuales son fantásticos o sobre cuentos de hadas.

Reiniger es aclamada por los académicos y los fanáticos como una de las grandes figuras de todos los tiempos en el cine de animación. Hizo su última película en 1980 y murió poco después, a la edad de 82. Nunca hizo una película con actores ni un filme de animación que no incluyera sinuetas.

Ve Las aventuras del príncipe Achmed en Internet Archive

Lee el texto en inglés en Indiewire

PUBLICACIONES SIMILARES

NO HAY COMENTARIOS

Dejar una respuesta