Inicio Artículos Clint Eastwood: clase magistral en Cannes

Clint Eastwood: clase magistral en Cannes

0 202
image_pdfimage_print

Clint Eastwood dio una clase magistral en el Festival de Cannes el 21 de mayo, moderada por el crítico Kenneth Turan del Los Angeles Times.

Fue con motivo de la proyección el día anterior de la restauración de Los imperdonables (Unforgiven, 1992). El cineasta estadounidense de 86 años de edad ganó los Oscar al mejor actor principal y director por ese film, que además recibió el Premio de la Academia a la mejor película.

Su más reciente film como director es Sully (2016), que compitió por el Oscar a la mejor edición de sonido este año.

Emily Buder recogió para No Film School algunas lecciones del célebre intérprete del personaje del Hombre sin Nombre en la Trilogía del Dólar de Sergio Leone (Por un puñado de dólares, 1964; Por unos pocos dólares más, 1965, y El bueno, el malo y el feo, 1966).

1. El cine es emocional, no intelectual

Eastwood considera que sobreanalizar un film –especialmente en el set– puede arruinarlo por competo. “Simplemente, háganlo; no hablen de eso todo el día. Si el director duda, todo el equipo se siente sedado”, dijo.

Agregó que ese fenómeno, que su mentor, Don Siegel, llamaba “parálisis por análisis”, surge de una manera incorrecta de entender los fundamentos del cine. “Es una forma de arte emocional, no intelectual”, explicó. “Los detalles pueden ser intelectuales, pero transmites tus emociones de la lectura del guion a los personajes. Así es que hay que hacerlo”.

“Si sobreintelectualizas”, prosiguió, “realmente puedes meterte en un cajón y producir una cosa aburrida. Lo más peligroso del mundo es tomarte a ti mismo demasiado en serio.”

clint-eastwood

2. Haz que el set esté tranquilo

Eastwood maneja los sets de filmación de una manera tan tranquila como es él. “En la mayoría de los rodajes tienes un asistente de dirección que anda por ahí gritando ‘¡silencio!’, y él es el único que está haciendo ruido”, bromeó.

Cuando visitó la Casa Blanca, durante el gobierno de Gerald Ford, admiró las tácticas de los agentes del Servicio Secreto, quienes eran capaces de comunicarse entre sí sin llamar la atención. “¿Por qué no podemos ser como ellos?”, se preguntó. “Da las instrucciones, pero sin megáfono”, es su recomendación.

Eso también requiere que el director mantenga sus emociones bajo control, agregó el cineasta: “Tienes que dominar tu ira, porque si te vuelves loco, te derrotas a ti mismo”.

3. Haz siempre una wild take

Cuando Turan le preguntó por la reputación que tiene en la industria de hacer demasiadas tomas, Eastwood respondió: “Eso es mentira, siempre trato de hacerlo a la primera”.

Sin embargo, suele darles cancha a los actores para improvisar, con un método que se llama wild take. “Veo cómo resultan las cosas. Si funciona en la primera toma, todo el mundo entra en sintonía”, explicó.

4. No hay que tener miedo de cambiar el protagonista

Cuando Clint Eastwood leyó por primera vez la novela Los puentes de Madison, no le llamó mucho la atención. “Pero entonces pensé: ‘¿Qué tal si hago ese cambio?’. Pensé que la verdadera historia tenía que ser la de la mujer”, dijo.

Llamó a Meryl Streep para preguntarle si podría interpretar el papel principal. “A ella tampoco le gustaba el libro. Solo le dije: ‘Lee el guion’. Y ella aceptó”.

5. Si las cosas no salen bien, c’est la vie

Cuanto Turan le preguntó si había muchos proyectos en su carrera que no prosperaron, Eastwood respondió con humildad: “Cuando es así, es así”.

Añadió: “Puedes venir a Cannes 10 veces y salir como perdedor. Tienes que seguir dándole y no tener miedo de que las cosas no resulten. Sigue adelante. Yo todavía me siento feliz en esta profesión.”

Lee el texto completo en No Film School.

PUBLICACIONES SIMILARES

0 166

NO HAY COMENTARIOS

Dejar una respuesta