Inicio Artículos Frederick Wiseman: extractos de una clase magistral

Frederick Wiseman: extractos de una clase magistral

0 350
image_pdfimage_print

Frederick Wiseman ofreció una clase magistral en el Festival de Zúrich, que continúa hasta el 5 de octubre en esa ciudad de Suiza.

Es uno de los realizadores más importantes en la historia del cine documental. Sus películas se destacan por la observación de la dinámica de diversas instituciones, desde escuelas y hospitales hasta la Galería Nacional de Londres, el tema de su más reciente filme.

El cineasta estadounidense nacido en 1930 ganó el premio de la crítica internacional en el Festival de Berlín en 1990 por Near Death (1989) y recibió este año el León de Oro honorífico por los méritos de toda su carrera en el Festival de Venecia.

El sitio web Indiewire recogió algunas de las cosas que dijo en la clase magistral.

¿Por qué Wiseman escoge instituciones como tema de sus películas?

“El valor de escoger instituciones es que cumplen la misma funciones que la red o las líneas en una cancha de tenis, en el sentido de que proveen de límites. Así que cualquier cosa que pase en esta escuela, o en los edificios, o en esta zona geográfica delimitada es apta para ser incluida en la película, y todo lo que tiene lugar afuera es excluido. Me interesa echar una mirada a la manera como las instituciones son manejadas, a las reglas mediante las cuales son manejadas, a la relación entre la gente que provee de servicios y la gente a la que le ofrecen servicios”.

Wiseman no es un fan de la discusión sobre si el cine muestra la verdad.

“Qué discusión tan aburrida. Aburrida y pretenciosa. La idea de que el cine es la verdad, o de que cualquier cosa pueda ser la verdad, es ridícula. Nunca participo en esas discusiones. Todo es subjetivo y todo representa una elección. Usar la palabra ‘verdad’ es increíblemente pretencioso. Es un término tan típicamente francés: ‘cinéma verité’. Pienso que los académicos son los que crean las categorías y todos esos términos horribles… cine directo, cinéma vérité, cine observacional, mosca en la pared… que es uno particularmente ofensivo”.

¿Por qué Wiseman sigue haciendo documentales?

“Tengo la oportunidad de salir al mundo, de formarme alguna idea de lo que ocurre. Tengo la oportunidad de viajar y de encontrarme en un montón de situaciones interesantes. Creo que la premisa era que en la experiencia ordinaria hay cosas que son tan divertidas, o tristes o trágicas como en la gran literatura, y no es porque el cineasta las cree, sino porque, si eres lo suficienetemente afortunado para encontrarte en esas situaciones y reconocerlas por lo que tienen, entonces tienes la oportunidad de hacer películas narrativas dramáticas sobre la vida corriente.

“Es un sueño de adolescente hecho realidad. Te montas en patrullas de policía y en tanques, y pasas tiempo con modelos o bailarinas de ballet, actores. Es muy divertido. No minimizo el trabajo; es un montón enorme de trabajo. Es una oportunidad de participar, y comprometerse y observar lo que pasa en el mundo”.

Wiseman tiene una teoría sobre por qué sus películas han comenzado a verse con más frecuencia en festivales.

“Es agradable que mis películas comiencen a ser presentadas en festivales, pero puede ser consecuencia de que los filmes de ficción son demasiado malos”.

Lea los extractos completos en Indiewire (en inglés).

PUBLICACIONES SIMILARES

NO HAY COMENTARIOS

Dejar una respuesta